Apadrina un niño venezolano.

24 de agosto 2018
Por Roland Josue García Alviarez.
Image
Por Roland Josue García Alviarez.

¿Sabías que para este año podrían morir 280.000 niños a causa de desnutrición en Venezuela?

¿Y qué estás haciendo tú para impedir esto?

Apadrina un niño venezolano es un programa social, cuyo objetivo es brindar ayuda alimentaria a través de comedores populares a aquellos niños con altos niveles de desnutrición. Apadrina orienta su esfuerzo en suprimir parcialmente el hambre que agobia a los niños en comunidades vulnerables ¿si a todos nos llueven los mismo problemas como venezolanos y hermanos latinoamericanos por qué no ayudarnos?

Fundehullan desarrolla esta iniciativa en respuesta a la crisis humanitaria que atraviesa Venezuela, donde según estudios de Cáritas Venezuela para el año 2018 podrían morir 280.000 niños a causa de desnutrición siendo estos lo más afectados y vulnerables de la población.

Apadrina un niño venezolano surge como plan piloto en El estado Barinas, con el objetivo de brindar alimentos tres veces por semana a los niños con un alto índice de desnutrición en las comunidades más populares, logrando así suprimir el hambre parcialmente que agobia a los niños menores de siete años por un periodo de adaptabilidad y estudio en la comunidad por tres mes.

Actualmente tenemos dos comedores populares en las comunidades la dignidad y 4 de febrero, con setenta niños donde brindamos almuerzo cinco veces por semana (lunes a viernes).

A través de estudios socioeconómicos nos ayudaron a determinar quiénes son los niños más afectados, que familia a raíz de la crisis económica no puede solventar las necesidades alimentarias de los infantes, Promovemos el trabajo en equipo en las comunidades populares a través de valores como la responsabilidad, solidaridad, respeto y cooperación inmediata entre equipo y comunidad.

Visibilizamos a través de plataformas comunicacionales los casos de desnutrición en los niños venezolanos mediante la campaña apadrina uno, concientizando a la población, logrando recaudar fondos y así sumar voluntarios tanto nacionales como internacionales, fortaleciendo los derechos humanos en Venezuela.