"La Democracia es más que elecciones" declara Jatzel Román desde África

Fecha de publicación: 11 de mayo de 2018
Image
Foto: World Movement for Democracy.

Dakar, Senegal.- El dominicano Jatzel Román, Coordinador General de la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia, organismo que aglutina a jóvenes de 20 países de la región, participó como ponente en la Asamblea Mundial del World Movement for Democracy, la cual se llevó a cabo entre los días 7-10 de Mayo en la ciudad de Senegal, capital de Senegal.

La Asamblea reunió en el país africano a representantes de 87 naciones quienes llevaron a cabo discusiones sobre los desafíos de la democracia a nivel global. Entre los demás ponentes estuvieron el Presidente del National Democratic Institute (NDI), Ken Wollack; el Presidente de la National Endowment for Democracy (NED), Carl Gersham; la Representante al Congreso de Estados Unidos, Karen Bass; el Representante al Congreso de Australia, Michael Danby; la activista sudafricana, Thuli Mandonsela y el Canciller de Senegal, Sidiki Kaba entre otros.

Román, quien es además miembro del Centro de Análisis para Políticas Públicas (CAPP), formó parte del panel “Nuevas Voces y Nuevas Energías para la Renovación Democrática” junto a Rinsola Abiola del Foro Juvenil Femenino de Nigeria, Arzu Geybulla periodista de Azerbaiyán y Kadhim Monshin del Instituto de Conciencia Democrática de Iraq.

“Como bien sabemos, la libertad nunca está a más de una generación de extinguirse. No se la pasamos a nuestros hijos por la vía sanguínea, para preservarla debemos pelear por ella. Eso se logra desde el ejercicio ciudadano vigilante constante, pero sin dejar de lado la importancia de los espacios representativos como lo son los parlamentos. Para muchos jóvenes puede parecer un sacrificio que no vale la pena el involucrarse en la actividad política, la cual por su descrédito espanta a personas talentosas. Aunque de manera verse como que es mejor mantener las manos limpias, lo cierto es que quien queda con manos limpias es porque generalmente también queda con las manos vacías. Y en este caso, manos vacías quiere decir permitir que personas sin escrúpulos se apoderen de las instituciones.” Resaltó Román en su ponencia.

“No se puede imponer un modelo democrático desde fuera a ninguna nación. Eso ha fallado en el pasado, está fallando hoy y volverá a fallar en el futuro. Cada pueblo escribe su propia historia y avanza de distintas maneras. Ahora bien, lo que no podemos aceptar es el argumento de que la democracia liberal es ajena a la cultura de algunos. Hay distintas versiones de democracia, pero debemos acordar una definición mínima común. La democracia es mucho más que elecciones, pero no puede haber democracia donde no hay elecciones periódicas, libres, creíbles y plurales. Y esto es clave pues elecciones por si solas no garantizan la institucionalidad democrática real, esa se logra todos los días.” Concluyó.