hqdefault

El pasado 24 de Mayo, la República del Ecuador experimentó el primer traspaso de mando presidencial entre representantes de un mismo sector político desde el retorno a la democracia en ese país andino. El acto, lo protagonizaron el saliente mandatario, Rafael Correa, quien gobernó 10 años entre 2007-2017 y el entrante Lenin Moreno quien fungió de Vicepresidente entre 2007-2013. La inauguración del Presidente Moreno fue precedida por una serie crisis post-electoral fruto de las acusaciones de fraude por parte de la oposición encabezada por el candidato Guillermo Lasso quien según los datos oficiales recibió el 48.84% de los votos contra 51.16% del proclamado vencedor, no obstante la mayoría de encuestas a boca de urna haber apuntado a una victoria opositora.

En medio de esta polarización, el Presidente Moreno ha buscado dialogar con los sectores tradicionalmente adversos al oficialista Alianza País fundado por Correa y por el cual este se postuló junto a Jorge Glas quien también fue Vicepresidente en el anterior cuatrienio 2013-2017. Esto no fue bien recibido por el ex mandatario que inmediatamente acusó de deslealtad a su sucesor y desde la Red Social de Twitter ha dirigido fuertes críticas al actual Primer Ejecutivo. Toda la atención política nacional se ha concentrado en el quiebre del bloque gobernante que este jueves 3 de Agosto llegó a su punto más tenso hasta ahora cuando mediante decreto, el Vicepresidente Glas fue despojado de todas sus funciones, lo que inmediatamente fue calificado por un evidentemente molesto Correa como una “condecoración”.

San Salvador 20-04-15.-  Mauricio Alarcon, Fundamedios de Ecuador.                                                                                                                                                                                                         Foto edh por Lissette Monterrosa

San Salvador 20-04-15.-
Mauricio Alarcon, Fundamedios de Ecuador.
Foto edh por Lissette Monterrosa

Mauricio Alarcón Salvador, miembro de nuestro Directorio Ejecutivo,  así como Director Ejecutivo de Fundación Ciudadanía y Desarrolloy Director de Proyectos de FUNDAMEDIOS conversa con nosotros sobre la actualidad política e institucional ecuatoriana.

JuventudLAC: La noticia de gran repercusión internacional desde Ecuador en estos momentos es el distanciamiento entre el Presidente Lenin Moreno y el exPresidente Rafael Correa, llegando incluso a ser despojado de sus funciones el Vicepresidente Jorge Glas. La primera pregunta que nos hacemos es, ¿Cómo recibe esta noticia la sociedad civil?

Mauricio Alarcón: La verdad es que con sorpresa pues las tres personas que mencionas, así como la totalidad de Alianza País (movimiento oficialista) tuvieron una participación unida en la campaña electoral de este año hacia la elección presidencial. Su mensaje principal fue el de la continuidad y se vio un claro activismo del ex Presidente a favor de su candidato y hoy rival, entonces desde luego que un rompimiento como este, en que el mayor contradictor del gobierno pasa a ser Rafael Correa, resulta altamente sorpresivo, en especial lo rápido que sucedió. Más aún cuando vemos que en el centro del conflicto, se encuentran las serias acusaciones de corrupción contra el Vicepresidente.

JuventudLAC: ¿De qué manera cambia esto el mapa político ecuatoriano?

Mauricio Alarcón: Lo cambia completamente. Estamos hablando de que en estos momentos, gobierno y oposición son encarnados por dos sectores del mismo partido político y esto ha llevado a que los partidos opositores se replanteen el rol a desempeñar, pues ya varios han anunciado su apoyo a las medidas del Presidente Moreno, incluyendo al ex candidato presidencial Guillermo Lasso.

JuventudLAC: ¿Cuáles son las acusaciones principales contra el Vicepresidente Jorge Glas?

Mauricio Alarcón: Son varias, pero las más importantes, por lo que representan, son aquellas relacionadas al caso Odebrecht, el mayor escándalo de corrupción administrativa en América Latina y que ha golpeado a tantos países. Anteriormente, Jorge Glas fue Ministro Coordinador de Sectores Estratégicos entre 2010-2012 cuando se negociaron los contratos con la constructora brasileña y luego desde la Vicepresidencia tuvo a su cargo una parte de la implementación. Gracias a publicaciones de O Globo de Brasil, ha salido a relucir información de que José Conceição Filho, ex Director de Odebrecht, entregó por lo menos US$14 millones al Vicepresidente entre los años 2012 y 2016 lo cual es muy alarmante. Entonces, como dije al inicio, aquí no solo estamos ante una división política, sino de muy serias acusaciones en materia penal.

JuventudLAC: Con relación a la deuda pública ecuatoriana, en caso de confirmarse que hubo falsedad en las cifras durante el pasado gobierno, ¿Puede haber responsabilidad penal?

Mauricio Alarcón: Efectivamente. Ya se ha ordenado una auditoria para esto y en caso de que se comprobase, como todo parece indicar, que hubo falsedad en los números y que esto fue hecho de manera deliberada, existiría responsabilidad penal no solamente de los funcionarios encargados en esa área, sino del propio exPresidente de la República por violación a las leyes vigentes. Justo ahí es que se llega a este nivel de conflictividad. pues es tras la alocución pública del Presidente Moreno anunciando la delicada situación económica del país que le salen al frente los funcionarios más leales a Correa, incluyendo a Glas quien es aún su Vicepresidente a pesar de estar sin funciones.

JuventudLAC: ¿Existe un grado de independencia en la justicia ecuatoriana para viabilizar el potencia sometimiento de estos funcionarios?

Mauricio Alarcón: Estamos todavía en una fase muy inicial como para saber si llegará a haber juicios, pero hay que tener en cuenta que el actual Fiscal General de la Nación, Carlos Baca Mancheno, fue asesor de Rafael Correa por lo que sí existe la preocupación de parcialidad en un eventual proceso. La independencia de la justicia ha sido uno de los temas más preocupantes en la última década, observado incluso por Naciones Unidas, sin embargo esperamos que esta sea la oportunidad para empezar a actuar con objetividad y con apego al derecho y las normas.

JuventudLAC: Teniendo recientes los sucesos de Paraguay y Brasil con la destitución de los Presidentes Fernando Lugo y Dilma Rousseff, ¿Qué tan plausible sería el que un sector de Alianza País junto a parte de la oposición llegasen a motivar una destitución de Lenin Moreno?

Mauricio Alarcón: No lo veo posible, tomando en cuenta que lo que se está viendo es que en esta división, la oposición ha estado cercana a Lenin Moreno, incluso con expresiones públicas como mencioné. Lo que sí parece previsible es un rompimiento formal del bloque legislativo de Alianza País.

JuventudLAC: Habiendo sido Ecuador un país de gran inestabilidad política, con 7 Presidentes entre 1996 y 2007 y en que ninguno de los mandatarios electos en ese periodo llegó al fin natural de su gobierno, ¿Podría ser esto un retorno a la inestabilidad?

Mauricio Alarcón: Precisamente esta es una de las mayores sorpresas pues durante esta década, el oficialismo usó ese mensaje de que ellos trajeron la estabilidad y que la continuidad de Alianza País en el gobierno era clave para no retornar a un pasado de caos, entonces no hubiésemos podido predecir. Nosotros esperamos que no sea así y que por el contrario lo que veamos sea una consolidación de la institucionalidad.

JuventudLAC: Como representante de organizaciones que sufrieron la persecución desatada contra los medios y sociedad civil durante el gobierno pasado, ¿Has notado mayor tolerancia en esta nueva administración?

Mauricio Alarcón: La diferencia ha sido muy notable y en este inicio, hay un mayor aire de libertad de expresión. Esto sin embargo se consolidará una vez se modifique la Ley de Comunicación, que ya se encuentra en agenda y que esperamos pueda poner fin a aquella censura a la que fuimos sometidos durante estos años. Igualmente, se está tratando lo que será una Ley de Participación Ciudadana, muy importante para la libertad de asociación, pues esta no solo regulará a las organizaciones de sociedad civil sino a todo tipo de agrupación. Lo que debemos tener pendiente es que se lleven a cabo las reformas que permitan un real fortalecimiento de la democracia ecuatoriana en todos sus renglones.